©2019 por derechoalasalud.mx     I     Teléfono (55) 6845 5602     I     Aviso de privacidad

Desarrollado por Pardo Creativos

La grave crisis de diabetes en México.

Actualizado: 26 de nov de 2019

La diabetes es un padecimiento cada vez más prevalente, del que tenemos que hablar más.

México es el sexto país con más personas que viven con diabetes en el mundo, con 12.8 millones de personas. Esto implica altos costos en términos de vida, salud y financieros para los habitantes del país.


Sabemos, por ejemplo, que es la segunda causa de muerte en México, tomando la vida de 106 mil víctimas al año y que las complicaciones se manifiestan de muchas maneras, van desde dolor en los pies y úlceras hasta pérdida de la vista y amputación.


La diabetes también es una enfermedad que resulta en enormes costos sociales. El Instituto Mexicano para la Competitividad estima que nos cuesta más de 85 mil millones de pesos al año sumando los costos de los tratamientos médicos y en productividad.


El incremento exorbitante en la incidencia que hemos visto en las últimas décadas se debe a un cambio en el estilo de vida de las últimas generaciones de mexicanos: una mayor ingesta de comida chatarra y productos procesados en detrimento de alimentos naturales y preparados en casa, en conjunto con un mayor sedentarismo provocado por jornadas de trabajo más largas y más horas invertidas en el uso de aparatos electrónicos son las causas que normalmente se atribuyen a la expansión de esta epidemia.


La detección oportuna de la enfermedad también es clave para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen diabetes y evitar sus consecuencias más graves. Una de las agravantes de este problema resulta del enorme desconocimiento en torno a la diabetes en México: según una cifra reportada en el Atlas, se estima que casi 5 millones de personas con diabetes en nuestro país aún no han sido diagnosticadas.

Para combatir la epidemia es necesario cambiar nuestro estilo de vida por una alimentación más sana y una mayor actividad física, pero también resulta urgente generar una mayor sobre la gravedad de este problema. Sólo así podremos concientizar a la población sobre la importancia de los hábitos saludables, la detección oportuna de la diabetes y el seguimiento estricto de los tratamientos para mitigarla.


Es muy importante que pacientes y familiares, pero también la población general cuente con información de cómo evitar conductas de riesgo para evitar desarrollarla, y cómo controlar su enfermedad, una vez que han sido diagnosticados. Por eso es importante que la prevención y el tratamiento de la enferemdad estén enfocados en las y los pacientes, de tal forma que puedan asumir hábitos salidables, que disminuyan la incidencia de la enfermedad.

6 vistas