©2019 por derechoalasalud.mx     I     Teléfono (55) 6845 5602     I     Aviso de privacidad

Desarrollado por Pardo Creativos

Todo lo que requieres conocer acerca del Cáncer

Conoce más acerca de esta terrible enfermedad



Cáncer


Es un término muy amplio que se usa para definir más de doscientos tipos de enfermedades, las cuales tienes manifestaciones diversas y requieren diferentes tipos de tratamiento. El denominador común de todas ellas es la presencia de células cancerosas que adquieren la capacidad de multiplicarse y diseminarse a gran velocidad, en diferentes partes del organismo.


Una neoplasia o tumor es una masa anormal de tejido, con crecimiento mayor y no coordinado con respecto a los tejidos normales, y que carece de una finalidad. El tumor suele invadir el tejido circundante, y puede incluso llegar a puntos distantes del organismo.


Este proceso es conocido como metástasis y es una de las principales causas de muerte en pacientes con cáncer diagnosticado. [1]


FACTORES DE RIESGO


El cáncer es provocado por la transformación de células normales en células cancerígenas.


Este cambio es el resultado de la combinación de los siguientes factores:

· La propensión genética.

· Los factores cancerígenos físicos como los rayos ultravioleta o la radiación.

· Los factores químicos como el contacto con asbesto, los componentes del humo de tabaco, el arsénico y la aflatoxina.

· Los factores biológicos como las infecciones de ciertos virus bacterias y parásitos como el virus del papiloma humano.


Un factor fundamental es el envejecimiento natural del cuerpo humano. La incidencia del cáncer aumenta significativamente con la edad, ya que los mecanismos de reparación celular del cuerpo tienden a ser menos efectivos.


Los mayores factores de riesgo entre los humanos son el consumo de tabaco y alcohol, la inactividad física y una dieta poco saludable.


PREVENCIÓN


La OMS[2]recomienda las siguientes medidas generales para prevenir la aparición del cáncer:

· Evitar el consumo de tabaco en cualquiera de sus formas.

· Mantener un peso saludable.

· Tener una dieta sana basada en el consumo de frutas y verduras.

· Hacer ejercicio de manera frecuente.

· Practicar sexo seguro.

· Vacunarse en caso de contraer hepatitis B o virus de papiloma humano, este último puede provocar cáncer cervicouterino.

· Evitar la contaminación urbana y el humo provocado por el uso de combustibles sólidos a puertas cerradas.

· Hacerse revisiones médicas regularmente.


INCIDENCIA EN MÉXICO Y EL MUNDO


En 2018, el cáncer constituyó la segunda causa de mortalidad al ser responsable de 1 de cada 6 fallecimientos, o 9.6 millones de muertes. El cáncer de pulmón, próstata, colon, estómago e hígado son los tipos que más afectan a los hombres, mientras que en las mujeres son el cáncer de mama, colon, pulmón, cervicouterino y de tiroides.


El 70% de las muertes producidas por el cáncer se dan en países con ingresos medianos y bajos


Según el Observatorio Global del Cáncer de la OMS, los tipos de cáncer con mayor tasa de incidencia por cada 100 mil habitantes en México son los siguientes[3]:

· Próstata (41.6)

· Mama (39.5)

· Colorrectal (11.2)

· Cérvix (11)

· Útero (10.6)

· Tiroides (8.9)

· Ovario (6.8)

· Testículos (6.5)

· Pulmón (5.8)

· Estómago (5.6)


El tipo de cáncer que más afecta varía por los grupos de edad. En la infancia (0-17 años) y juventud (18-29), el tipo de cáncer con mayor tasa de mortalidad es el de los órganos hematopoyéticos (bazo, ganglio, timos, médula ósea), en la adultez tardía (30-59) y en la vejez (60 en adelante) es el de los órganos digestivos.[4]


SÍNTOMAS COMUNES


Según la Organización Mundial de la Salud[5], estos son los síntomas más comunes de los siguientes tipos de cáncer.


Recuerda que la mayoría de estos síntomas también pueden ser provocados por otras enfermedades y que es necesario acudir a un profesional de la salud para un diagnóstico certero. Los tratamientos contra el cáncer no pueden comenzar hasta tener una confirmación patológica de la presencia de la enfermedad.


Cáncer de mama: aparición de pequeños bultos, asimetría entre los senos, retracción de la piel o de los pezones, manchas de sangre o cambios eczematosos en los pezones.

Cáncer cervicouterino: sangrado después de una relación sexual, secreción vaginal excesiva.

Cáncer de colon y recto: Cambios en lo hábitos intestinales, perdida de peso inexplicable, anemia, heces con sangre.

Cáncer de boca: lesiones blancas (leucoplasia) o rojas (eritroplasia), úlceras bucales.

Cáncer nasofaríngeo/Carcinoma de cavum: sangrado nasal, bloqueo nasal permanente, sordera, nodos en la parte superior del cuello.

Cáncer de laringe: aspereza de voz permanente.

Cáncer de estómago: dolor en la parte superior abdominal, perdida de peso, aparición de indigestión reciente.

Cáncer de piel: en caso de ser un melanoma, comúnmente se presente como una lesión café que crece con bordes irregulares y partes de otra coloración que puede provocar comezón o sangrado; otros tipos de cáncer de piel vienen acompañados de queratosis (una lesión cutánea que no sana).

Cáncer de vejiga: dolor frecuente al orinar, sangre en la orina.

Cáncer de próstata: Dificultad para orinar por largo tiempo, orina nocturna frecuente.

Retinoblastoma: aparición de mancha blanca en la pupila; en niños puede generar estrabismo convergente.

Cáncer de testículo: Hinchazón en un testículo que genera asimetría.


DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO


Un diagnóstico temprano es fundamental para un tratamiento efectivo, una mayor probabilidad de supervivencia, menor mortandad y un menor costo.


Un diagnóstico preciso también es fundamental para tratar el cáncer de manera efectiva, ya que cada tipo de cáncer requiere un tratamiento específico que englobe algunas de las modalidades como cirugía, radioterapia y quimioterapia, además de determinar si se necesita un cuidado curativo o paliativo.


Los chequeos frecuentes también son importantes, las mastografías y los análisis de virus de papiloma humano son sumamente importantes para detectar y reducir el riesgo provocado por el cáncer de mama y cervicouterino.


Tratamientos curativos: Algunos de los cánceres más comunes como el cáncer de mama, cervicouterino, de boca y de colon tienen altas tasas de curación cuando son atendidas a tiempo. Otros tipos de cáncer pueden ser curados incluso cuando las células cancerígenas han viajado a otras partes del cuerpo, como el cáncer testicular, así como la leucemia y los linfomas en niños.


Tratamientos paliativos: Cuando un cáncer ya no es curable, se le suministran cuidados paliativos para aliviar los síntomas físicos, psicológicos y sociales y mejorar la calidad de vida del paciente. Para aliviar el dolor provocado por estos tipos de cáncer es obligatorio el suministro oral de morfina.


[1] https://www.who.int/health-topics/cancer#tab=tab_1 [2] https://www.who.int/health-topics/cancer#tab=tab_2 [3] Las cifras más recientes disponibles de 2018: https://gco.iarc.fr/today/online-analysis-multi-bars?v=2018&mode=cancer&mode_population=countries&population=900&populations=484&key=asr&sex=0&cancer=39&type=0&statistic=5&prevalence=0&population_group=0&ages_group%5B%5D=0&ages_group%5B%5D=17&nb_items=10&group_cancer=1&include_nmsc=1&include_nmsc_other=1&type_multiple=%257B%2522inc%2522%253Atrue%252C%2522mort%2522%253Afalse%252C%2522prev%2522%253Afalse%257D&orientation=horizontal&type_sort=0&type_nb_items=%257B%2522top%2522%253Atrue%252C%2522bottom%2522%253Afalse%257D&population_group_globocan_id=#collapse-others [4] Estadísticas más recientes al 2018: https://www.infocancer.org.mx/?c=cancer-cifras&a=estadisticas-2018 [5] https://www.who.int/cancer/prevention/diagnosis-screening/CancerSymptoms.pdf?ua=1